Twitter

Comisión de Justicia aprueba ley que protege niños abandonados y otorga a la mujer desprotegida solución distinta al aborto



Permite a las mujeres elegir opciones distintas al aborto


COMISIÓN DE JUSTICIA APRUEBA LEY PARA PROTEGER A MUJERES EMBARAZADAS Y A NIÑOS RECIÉN NACIDOS EN DESPROTECCIÓN


Nuevos procedimientos de Nacimiento Confidencial y Cunas Salvadoras garantizan que niños puedan ser acogidos y  adoptados por familias.


La Comisión de Justicia del Parlamento aprobó  el Proyecto de Ley  0211/2016-CR presentado por la Bancada de Acción Popular a iniciativa del congresista Yonhy Lescano, que propone la Ley  del Nacimiento Confidencial y de las Cunas Salvadoras, la que contiene dos nuevos procedimientos simples que ayudarán a las mujeres embarazadas que se encuentren en situación de vulnerabilidad y desprotección a dar a luz de modo más seguro, de conseguir apoyo institucional inmediato del Estado, y de lograr que el recién nacido en situación de desamparo tenga garantizado un ambiente seguro, el derecho a una familia acogedora y luego la opción de una adopción, de ser el caso.


En primer lugar, el procedimiento de Nacimiento Confidencial, consiste en aquél por el cual una mujer embarazada en situación de vulnerabilidad, suscribe un acuerdo con el INABIF (Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar), para preservar su identidad una vez que haya alumbrado, teniendo acceso inmediato  a servicios médicos, sicológicos y especializados inclusive durante el periodo previo al parto. Garantizar la confidencialidad, es el incentivo para que las mujeres gestantes  en situación de desamparo, las víctimas de delitos contra la libertad sexual, las  menores de edad, y otros casos similares, decidan acogerse a este nuevo mecanismo que garantiza la integridad tanto de éstas como de los concebidos, para de este modo reducir drásticamente y eliminar las prácticas clandestinas de abortos. Para facilitar la ayuda oportuna, el Ministerio de la Mujer, pondrá a disposición de esta población femenina  en situación de riesgo, una central telefónica de emergencia a nivel nacional para que se comuniquen y puedan ser derivadas de inmediato al Centro de Asesoramiento y Apoyo para el Nacimiento Confidencial del INABIF.  Todos los registros que se hagan en las instancias del INABIF son de carácter confidencial, inclusive se asume un nombre ficticio para la solicitante y beneficiaria del programa. El niño que nace bajo la protección del procedimiento de Nacimiento Confidencial es trasladado a una familia del programa de acogimiento familiar, para garantizar su derecho a vivir en familia. En seguida se inicia una investigación tutelar, para habilitar el trámite de adopción que prevé el Código de Niños y Adolescentes, con lo que se le da al niño en situación vulnerable la posibilidad de tener un futuro. Ahora bien, se contempla el derecho de la mujer a desistirse y anular el procedimiento de Nacimiento Confidencial en cualquier momento, hasta antes de la adopción del niño.


El otro procedimiento contemplado por el Proyecto aprobado, es  el de las Cunas Salvadoras, que es otra alternativa para las mujeres embarazadas en situación vulnerable, y se da cuando éstas ya han dado a luz, y no pueden cuidar de los recién nacidos, siendo frecuentes los casos donde los recién nacidos son, inclusive, abandonados en la vía pública. Para estos casos, los establecimientos de salud contarán con la infraestructura  apropiada consistente en ambientes debidamente acondicionados con personal capacitado, para que puedan recibir a los recién nacidos en situación de desamparo, garantizando, también, el anonimato de las madres entregantes.  Una de las primera acciones, será, en este caso, tomar la huella del recién nacido. Luego, la Dirección de Investigación Tutelar del Ministerio de la Mujer procederá a iniciar los trámites indicados para el procedimiento anterior, esto es, el acogimiento familiar, y en su oportunidad, el procedimiento de adopción.


El Proyecto de Ley aprobado enfatiza que no es imputable penalmente la mujer que se acoja a cualquiera de los dos procedimientos referidos, con excepción del caso que lo entregue luego de 27 días de recién nacido en mal estado de salud.